United States Brazil Russia France Germany China Korea Japan

Artificial Intelligence driven Marketing Communications

 
Aug 29, 2020 2:51 AM ET

COVID-19 Amenaza la validez de las tasaciones inmobiliarias en múltiples sectores, precauciones A&G Ejecutivo


COVID-19 Amenaza la validez de las tasaciones inmobiliarias en múltiples sectores, precauciones A&G Ejecutivo

iCrowd Newswire - Aug 29, 2020

Las ventas estructuradas pueden proporcionar a los prestamistas basados en activos una visión procesable sobre el valor de los bienes raíces en la era COVID-19, aconseja Jeff Hubbard,director general sénior de A&G Real Estate Partners, en una columna para ABLAdvisor.com.

“Ya sea que se lleve a cabo dentro o fuera de la corte, las ventas estructuradas pueden ser una solución de entrenamiento eficaz”, escribe Hubbard, quien tiene 28 años de experiencia en todos los sectores inmobiliarios. “Ofrecen a los prestamistas protecciones que son particularmente importantes en el volátil mercado inmobiliario actual”.

En la columna del 24 de agosto (Certainty in an Uncertain World: Structured CRE Sales Give Lenders Real-Time Data), Hubbard cita el ejemplo de un complejo de viviendas para estudiantes de nueva construcción para ilustrar cómo la crisis puede desencadenar preguntas sobre cuánto vale realmente un activo.

“El valor tasado de ese edificio se derivó de la suposición pre-pandémica de que sería parte de una ciudad universitaria completamente funcional, un lugar donde los estudiantes secinarían en aulas, lugares deportivos, bares, restaurantes y similares durante la mayor parte del año”, escribe. “¿Cómo se pone un número en el valor de ese edificio en un mundo de restricciones de capacidad de distanciación social y draconianas o cierres directos?”

Lo mismo puede decirse de oficinas, centros comerciales, hoteles, restaurantes independientes y otras propiedades que fueron valoradas antes de la crisis, escribe Hubbard. Su columna ofrece una visión general básica de las ventajas que ofrecen las ventas estructuradas a los prestamistas de ABL en el mercado altamente incierto de hoy en día.

En estas ventas, explica Hubbard, los licitadores están de acuerdo con los términos, incluidos los artículos de diligencia debida como las listas de alquiler, los informes ambientales, los compromisos preliminares de título y los acuerdos de gestión, por adelantado, en lugar de los contratos posteriores al contrato. “Especialmente en un momento de incertidumbre, manejar la debida diligencia de esta manera da a los oferentes un mayor grado de confianza”, escribe Hubbard. “Es un paso que refuerza la probabilidad de alcanzar el máximo precio”.

Estas ventas ocurren más rápido porque todos los oferentes han acordado el mismo conjunto de términos que el vendedor, una gran diferencia con respecto a los acuerdos convencionales donde las disputas sobre términos pueden hacer que todo se detenga al final del juego. Las ventas estructuradas suelen dar lugar a ofertas en efectivo en un plazo de 60 a 75 días, señala Hubbard, con los vendedores ejerciendo un mayor control sobre el proceso y el tiempo.

En un tipo de transacción estructurada: una venta de bancarrota de la Sección 363&mda

sh;el acreedor garantizado goza del derecho de cancelar total o parcialmente la deuda de ese prestatario a cambio de esos activos —sin efectivo requerido— en una oferta de crédito. “Actuar como un postor calificado de esta manera permite a los prestamistas proporcionar apoyo a los precios para acuerdos estructurados, incluso cuando evitan los costos potenciales (tanto en tiempo como en dinero) que a menudo están asociados con ejecuciones hipotecarias comerciales”, escribe Hubbard.

Termina la pieza proporcionando una mirada detallada de cómo los acreedores garantizados se beneficiaron en la subasta de bancarrota estructurada del campus principal del College of New Rochelle en el condado de Westchester de Nueva York. La firma de Hubbard comercializó el campus de 20 edificios en 2019. En última instancia, el campus se vendió por 32 millones de dólares, en efectivo, sin contingentes, explica Hubbard, cuyo equipo cuenta con más de 80 años de experiencia en ventas estructuradas.

“El Colegio de Nueva Rochelle era un activo difícil de valorar, porque su uso futuro no estaba claro. Sin embargo, las tres mejores ofertas se produjeron en un total de 1 millón de dólares el uno del otro. Fue una demostración absoluta para asegurar a los acreedores de lo que la propiedad valía en ese momento.”

Contactos de medios: En Jaffe Communications, Bill Parness, (732) 673-6852, 246235@email4pr.com, o Elisa Krantz, (908)-789-0700, 246235@email4pr.com.

Contact Information:

At Jaffe Communications, Bill Parness, (732) 673-6852, 246235@email4pr.com, or Elisa Krantz,  (908)-789-0700, 246235@email4pr.com.



Tags:    Spanish, United States, Wire Real Estate