header-logo

Comunicación de marketing impulsada por inteligencia artificial

Descargo de responsabilidad: el texto que se muestra a continuación se ha traducido automáticamente desde otro idioma utilizando una herramienta de traducción de terceros.


Comunicado de prensa de Sigma Plastics sobre el caso Huff

Jul 19, 2022 6:50 AM ET

La gira de la victoria de los Huffs se detiene repentinamente

Hace seis semanas, Thomas Huff, Ellen Huff y su abogado Robert Cheeley hicieron un tour de la victoria, celebrando su "victoria" en el juicio contra Alfred Teo y las empresas Sigma después de un juicio con jurado de dos semanas en Fort Lauderdale, Florida. Las empresas Sigma informan de que la victoria de los Huffs duró poco.

El 12 de julio, el Presidente del Tribunal de Circuito del Condado de Broward, Florida, hizo lo que dijo que iba a hacer cuando el jurado abandonara la sala. Presentó un veredicto dirigido de 17 páginas a favor de Alfred Teo y de las empresas de su familia, declarando que el caso de los Huffs no tenía ningún mérito fáctico y que los Huffs no habían sufrido ningún daño.

El juez explicó por qué el jurado fue inducido a emitir un veredicto que no guardaba relación con las pruebas presentadas en el juicio. "Nada en sus diecinueve años como juez", escribió, le preparó para "lo que ocurrió en la sala 15150 durante este juicio". La "conducta del abogado de los [Huffs] fue poco menos que cómica", fue repetida y perjudicialmente irrespetuosa con una serie de resoluciones judiciales, y condujo a un veredicto que era "inconsistente con las pruebas y nacido de la pasión y el prejuicio"."El juez consideró que cuando las empresas de la familia Teo adquirieron la mitad de Alliance Barrier Films a los Huffs, ésta se encontraba al borde de la quiebra, la mitad de las máquinas de la planta estaban en mal estado y que las pruebas demostraban de forma abrumadora que Alfred Teo y sus empresas habían actuado razonablemente en sus relaciones con los Huffs. Señaló que cada buena acción que Alfred Teo hizo para ayudar a los Huffs fue falsamente caracterizada por los Huffs como parte de una conspiración.

Los Huffs tardaron más de ocho meses después de la adquisición en poner el equipo defectuoso en condiciones de funcionamiento y eso extendió las pérdidas históricas al período posterior a la venta de la primera mitad del negocio. La empresa sólo pudo funcionar durante esos meses porque Sigma le concedió más de 7 millones de dólares en créditos comerciales que Alliance no pudo devolver.

La necesidad de capital para hacer frente a la deuda de Alliance hizo que las partes se distanciaran. Alfred Teo expresó la voluntad de sus empresas de aportar el capital que la empresa necesitaba de diversas maneras. Los Huffs, que tenían el derecho contractual de impedir un cambio en la estructura de capital, se limitaron a decir que no, negándose a poner un céntimo en la empresa y a permitir que los Teo tampoco lo hicieran. Cuando el impasse sobre el capital llegó a un punto de ruptura, Thomas Huff pidió ser comprado y rápidamente negociaron un precio que fue pagado.

Poco después, los Huffs presentaron su demanda, reclamando el beneficio del éxito posterior del negocio que resultó de la voluntad de los Teos de proporcionar a Alliance el capital que necesitaba desesperadamente pero que no podía adquirir debido a la oposición de los Huffs.

El juez principal, Jack Tuter, no dio importancia al intento de los Huffs de demostrar los daños por el éxito de la empresa después de que los Huffs la vendieran voluntariamente. El juez había dictaminado en repetidas ocasiones que para demostrar que el precio pagado era demasiado bajo, los Huffs tenían que demostrar un valor superior al precio de venta en el día de la venta, no en algún momento futuro cuando fuera una empresa diferente. Los Huffs simplemente ignoraron esas órdenes porque en la fecha de la venta, la empresa valía lo que los Huffs acordaron aceptar. El éxito futuro de la empresa, concluyó, se consiguió gracias a la inversión que los Huffs se negaron a permitir.

Gene Stearns, que representó a los Teos y a sus empresas en el litigio, pudo hacer un "te lo dije" a los medios de comunicación que publicaron una noticia sobre el veredicto, pero ignoró las palabras del juez cuando el jurado abandonó la sala. "Comparto la conclusión del juez Tuter de que este juicio fue un circo", dijo. "Todo lo que los Huffs demostraron en el juicio fue que los Teos cumplieron con todos los compromisos y más. Cualquiera que lea el extenso auto del juez comprenderá la indignidad visitada en la familia Teo por una defensa excesivamente entusiasta en apoyo de unos clientes que intentaron compensar su fracaso en los negocios con juegos de manos en una sala. La confianza y la justicia han prevalecido sobre la intolerancia y los prejuicios", dijo Stearns.

"Aunque los Huffs tienen derecho a apelar", dijo, "la probabilidad de que un tribunal de apelación encuentre pruebas de este juicio que respalden una reclamación de responsabilidad o de daños y perjuicios es nula."

Alfred Teo y las empresas Sigma solicitarán ahora a los Huffs el reembolso de sus gastos legales.

Cualquier pregunta debe dirigirse a Gene Stearns al 305-789-3400 estearns@stearnsweaver.com

Información de contacto:

Nombre: Gene StearnsCorreo electrónico: estearns@stearnsweaver.comTítulo de trabajo: Abogado

Contact Information:

Name: Gene Stearns
Email: estearns@stearnsweaver.com
Job Title: Lawyer