header-logo

Comunicación de marketing impulsada por inteligencia artificial

Descargo de responsabilidad: el texto que se muestra a continuación se ha traducido automáticamente desde otro idioma utilizando una herramienta de traducción de terceros.


Una empleada presenta una demanda por discriminacion por razon de sexo contra una agencia federal

Dec 5, 2022 5:16 AM ET

MIAMI, 2 de diciembre de 2022 - JD Howlette Law anunció recientemente que presentó una demanda federal de derechos civiles contra el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) en el Distrito Sur de Florida en nombre de la oficial de inmigración Yadira Domínguez. Según la denuncia modificada, el equipo directivo de la oficina de la Dirección de Detección de Fraudes y Seguridad Nacional (FDNS) en Miami, Florida, cometió actos persistentes de discriminación ilegal por razón de sexo y represalias contra la Sra. Domínguez durante varios años. La Sra. Domínguez alega que, a pesar de sus años de desempeño estelar en el trabajo y de sus reconocimientos profesionales, los demandados empezaron a atacarla a raíz de una queja que presentó para denunciar una conducta inapropiada por parte de su supervisor masculino.La demanda enmendada alega que los demandados obligaron a la Sra. Domínguez -una mujer hispana y madre de dos hijos menores- a soportar un ambiente de trabajo hostil y tóxico durante casi 4 años, repleto de actos de racismo, sexismo, misoginia, intimidación, humillación, discriminación y represalias. La Sra. Domínguez alega que la conducta ilegal de los Demandados consistió, entre otras cosas, en

  1. Presentarse sin previo aviso en su residencia personal durante la jornada laboral para "comprobar" cómo se encontraba;
  2. Manipular sus registros de tiempo y asistencia;
  3. Tratarla de forma menos favorable que a otros empleados en situación similar en lo que respecta a las prestaciones de los empleados y a las políticas de flexibilidad en el lugar de trabajo;
  4. Cargarle repetidamente una ausencia sin permiso ("AWOL") en lugar de permitirle utilizar la licencia por enfermedad o las vacaciones anuales acumuladas;
  5. Negar repetidamente sus solicitudes para utilizar la licencia por enfermedad acumulada, mientras que se permite a otros empleados utilizarla;
  6. Cruzar su producto de trabajo de manera excesiva e injustificada en relación con el mismo producto de trabajo presentado por otros empleados en situación similar; y
  7. Revocar sus privilegios de teletrabajo en medio de la pandemia de COVID-19 sin ninguna razón legítima para hacerlo.

Según la Sra. Domínguez, su supervisor de primera línea es conocido por hacer comentarios despectivos y ofensivos sobre las mujeres que trabajan en la alta dirección de la oficina, todas las cuales son minorías. Por ejemplo, el supervisor se ha referido en repetidas ocasiones a las mujeres directivas como "la palabra con b", se ha referido negativamente a la mujer directora de la oficina de campo como "Big Mama", y ha hecho declaraciones ofensivas sobre las culturas hispana y/o latina. La Sra. Domínguez alega que, a pesar de sus persistentes y apasionadas súplicas de ayuda, los demandados no tomaron las medidas correctivas adecuadas para proteger su derecho a trabajar en un entorno libre de discriminación ilegal, represalias u otras conductas indebidas en el lugar de trabajo.En cuanto al daño, la demanda enmendada alega que Domínguez se ha visto obligada a buscar servicios de terapia profesional, a consumir medicamentos recetados y a someterse a tratamiento médico de emergencia como medio para hacer frente a los altos niveles de ansiedad, depresión y trauma infligidos a ella por la conducta ilegal de los Demandados. La Sra. Domínguez también afirma haber gastado casi 90.000 dólares en honorarios legales en sus esfuerzos por reivindicar sus derechos civiles ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo.La demanda enmendada alega que las acciones de los Demandados violaron el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964, enmendada, que prohíbe a las agencias federales como el USCIS participar en acciones de personal discriminatorias basadas en la raza, el color, la religión, el sexo o el origen nacional, y tomar represalias contra un empleado por participar en el proceso de Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEO). Además de la indemnización por daños y perjuicios, la Sra. Domínguez solicita una orden judicial que exija a los gerentes y supervisores del FDNS en la Oficina de Campo de Kendall que completen la formación anual sobre discriminación en el empleo, de una manera y en un formato aprobado por la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo de los Estados Unidos.

Contact Information:

Name: Jordan Howlette
Email: press@jdhowlettelaw.com
Job Title: Managing Attorney